Incendios

Los desastres pueden ocurrir en cualquier momento. Esté preparado para tomar acciones antes, durante y después.

Incendios
Los incendios afectan anualmente a miles de norteamericanos y causan billones de dólares en daños. Asegúrese de que usted y su familia estén informados de cómo tener un hogar seguro. Estar informado y preparado pude ayudar a prevenir incendios, salvar vidas y minimizar daños a la propiedad.
Los incendios frecuentemente son prevenibles. Como los incendios se esparcen rápidamente, pueden ser particularmente fatales – se puede perder la vida en dos minutos o acabar con una vivienda en tan solo cinco minutos. Mientras el incendio quema, los gases venenosos que se emiten pueden causar que usted se sienta desorientado o con sueño. La principal causa de muertes relacionadas con incendios es asfixia a causa de falta de oxigeno, sobrepasando a las quemaduras en un porcentaje de tres‐a‐uno.



Antes
Usted puede encontrar información detallada acerca de incendios e incendios incontrolados en su canal de televisión y emisora local, el National Weather Service, la pagina de administración de emergencias de su gobierno local y canales de medios de comunicación sociales.
 

1 – Completar el Plan de Emergencia Familiar y discútalo en familia. Esta es una manera sencilla de mantener a cada miembro de la familia al tanto de la información crítica: dónde encontrarse en caso de que se separen, a quién llamar y qué va a hacer si ocurre un incendio.

2 – Complete la Tarjeta de Contactos de Emergencia y colóquela en su Equipo de Emergencia.

3 – Prepare su Equipo de Emergencia. El Equipo de Emergencia debe ser de fácil acceso si usted y su familia se ven obligados a refugiarse en el mismo lugar (quedarse en casa), por un período de tiempo.

Los mejores suministros en prepararse para un incendio son un extinguidor de incendios y detector de humo.

Mantener su hogar seguro y cerciorándose que su plan de emergencia incorpore consideraciones para incendios, incluyendo rutas de escape y otros pasos importantes que usted puede tomar para protegerse si mismo y su familia.

  • Instale una alarma de homo dentro de cada área para dormir y en cada nivel de su hogar.
  • Coloque alarmas de humo en cada nivel de su residencia, afuera de las recamaras en el techo o en la parta alta de la pared (de 4 a 12 pulgadas del techo), en la parte superior de las escaleras o en la parte baja de escaleras encerradas y cerca (pero no dentro) de la cocina.
  • Duerma con las puertas cerradas. Eso disminuye la velocidad en cual se esparce el incendio.
  • Pruebe cada alarma de humo una vez al mes y remplace baterías viejas de inmediato.
  • Remplace alarmas de humo cada 10 años.
  • Mantenga uno o más de un extinguidor de incendio en su hogar y sepa como usarlo.
  • Nunca deje nada desatendido cocinándose en la estufa y mantenga el área de cocinar libre de cosas.
  • Mantenga fósforos y encendedores cuidadosamente alejados de niños.
  • Coloque calentadores al menos tres pies de material inflamable. Tenga extremo cuidado al usar métodos alternativos para calentamiento, como estufa de queroseno.
  • Revise cables eléctricos en su hogar y remplácelos si aparentan desgarrado o partidos. No sobrecargue enchufes o cables de extensión.
  • Asegúrese que la dirección de su hogar pueda ser claramente vista desde la calle.
  • Asegúrese que todo los miembros de su familia sepan que hacer en caso de un incendio.
  • Dibuje un plano del área con al menos dos rutas de escape de cada cuarto de su hogar.
  • Seleccione un lugar fuera de su hogar donde todos se reunirán después de escaparse.
  • Practique su plan de escape al menos una vez al mes. Puede vendar sus ojos y practicar escaparse ya que la cantidad de humo creado por un incendio real hará el hecho de poder ver imposible.
  • Considere escaleras de escape en áreas para dormir que se encuentran en el segundo o tercer piso. Aprenda como usarlas y guárdelas cerca de la ventana.
  • Practique tocando la puerta antes de abrirla. Si la puerta está caliente, salga por otro lado.



Durante
Si usted se encuentra en una situación donde su hogar se incendio, recuerde que es importante evacuar de manera segura y rápida. El fuego y el humo son peligrosos para usted y su familia.
 

Salga del edificio lo más rápido y seguro que pueda. No pierda tiempo acarreando cosas valorables o haciendo llamadas telefónicas. Cuando ya esté fuera del edificio, no vuelva a entrar por cualquier motivo.

  • Si la puerta se siente caliente, no la abra. No abra ninguna puerta con la excepción de la que va utilizar para escapar.
  • Si hay humo en su hogar, manténgase cerca del suelo mientras evacua para evitar inhalar gases potencialmente tóxicos.
  • Enseñe a los niños a no esconderse debajo de las camas o en los clóset en caso de una emergencia de incendio, ya que esto hará más difícil que los bomberos los encuentren.
  • Use las escaleras para escapar y no use un elevador.
  • Llame al 9‐1‐1 o al departamento de bomberos de un lugar fuera de su hogar.
Después
Después que usted y su familia escapen del edificio, reencuéntrense en el lugar de junta predestinado en su plan de emergencia familiar para asegurar que todos están a salvo y bien. Permanezca calmado y tranquilo porque usted puede estar en posición de cuidar de otra gente. Escuche cuidadosamente lo que dicen el personal de primera intervención y pacientemente trate con situaciones urgentes primero. Adicionalmente:

  • Provee primero auxilios donde sea necesario y deje que un profesionista medico examine y trate lesiones. Victimas con lesiones o quemaduras serias deben de ser trasladadas para ayuda médica inmediata.
  • Manténgase fuera de edificios dañados. Regrese a su hogar únicamente cuando las autoridades locales de incendios digan que es seguro entrar.
  • Deseche de comida que fue expuesta al calor, humo u hollín.
  • Contacte a su agente se seguro.
  • No deseche de cosas hasta no hacerse un inventario. Guarde recibos para gastos relacionados con pérdidas a causa de incendios.

Volver arriba
 

Compartir: